Abrir espacio al dolor por el mundo

Ante la catástrofe ecológica y social que nuestra civilización ha provocado se despiertan muchas emociones en nosotrxs. A veces la magnitud del daño puede abrumarnos, anestesiarnos, entristecernos, dejarnos impasibles… Hay muchas reacciones emocionales ante el colapso ecológico. Desde la psicología se habla de Ecoansiedad. Desde la Ecología profunda se habla del Dolor por el Mundo. Estamos en el Siglo de la Gran Prueba. Es tiempo de cambios.

Queremos crear espacios seguros para compartir. Gracias al apoyo mutuo podemos enfrentarnos a la realidad de nuestro tiempo, empoderarnos y sentirnos más vivxs. Ya lo dice el refrán, las penas compartidas, no son tan pesadas.

No nos limitamos a desahogarnos, queremos encontrar la fuerza para actuar. Pero sabemos que una acción sin corazón, reproduce lo que ya no nos sirve.

A través de dinámicas individuales, en parejas y en grupo honraremos nuestro dolor por el mundo y encontraremos respuestas más profundas, enraizadas e intuitivas a las cuestiones que nos preocupan.

Sentir el dolor por el mundo no es un signo de debilidad, sino una prueba de que estamos vivxs y conectados con la vida.

Dirigido a cualquier persona preocupada por la realidad en la que vivimos, especialmente aquellas personas que se enfrentan diariamente a las injusticias sociales y medioambientales, activistas, cuidadorxs, trabajadorxs sociales, etc.

Ponte en contacto con nosotras para saber más sobre estos espacios: proyectosimbioticas@gmail.com

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: